Proceso del Blanqueamiento Dental

Tratamientos dentales

Información de tratamientos dentales: carillas, empastes, fundas, coronas, prótesis, endodoncias, ortodoncias, ... Precios, beneficios y riesgos

Antes de realizarte un tratamiento para blanquear los dientes en una clínica, debes conocer cual es el procedimiento que va a seguir el cirujano. Lo primero que hará el odontólogo será examinar tus dientes y tu dentadura.

Proceso del Blanqueamiento Dental

Esto es esencial para asegurarse de que no existen problemas dentales incompatibles con el blanqueamiento. El paciente deberá tumbarse en el sillón para que el dentista profesional comience la revisión. En algunos casos, no siempre, el dentista puede colocar un abrebocas para ayudarte a mantener la boca abierta sin esfuerzo.

Blanqueamiento de los dientes

Después de haber realizado la revisión, comienza el procedimiento de blanqueamiento dental en sí mismo. Se protegen tus encías y pequeñas recesiones gingivales con una especie de resina que se endurece con la fotopolimeración y funciona como un potente aislante. A continuación se cubren los dientes con un gel blanqueador que será el encargado de devolverle el brillo a tu sonrisa. Se cubre toda la superficie para que no quede ningún espacio manchado.

Una vez aplicado el gel, el paciente debe colocarse unas gafas protectoras exactamente iguales a las que llevará el odontólogo. Estas gafas sirven para proteger la vista del siguiente paso: la aplicación del láser. El láser actúa sobre los dientes en solo 30 segundos y penetra a través del gel provocando una reacción química que ataca las manchas y aclara los dientes.

Cuando termine el tratamiento, el dentista retirará el aislante de las encías y comprobará los resultados. Se compara el color que tenían los dientes antes de comenzar el tratamiento y después con una guía de color. Podrás seguir con tu vida cotidiana después del tratamiento, no es necesario hacer nada especial ni sufrirás efectos secundarios o dolores. Es posible que debas evitar tomar alimentos con temperaturas extremas (muy fríos o muy calientes), pero solo durante un tiempo.

Recomendaciones Generales

Es inevitable que los dientes cojan un color amarillento con el paso del tiempo, pero sí puedes asegurarte que este color sea lo más claro posible. Evita comer regaliz, vino, fumar y tomar bebidas gaseosas. Los malos hábitos en la alimentación son siempre perjudiciales para nuestros dientes. Evita tomar alimentos que tiñan los dientes, aunque sea solo temporalmente.

El blanqueamiento láser es una de las opciones mejor valoradas para conseguir una sonrisa más blanca. Suele tardar poco tiempo en realizarse y sus resultados son muy buenos sin afectar al esmalte.

Artículos relacionados con Proceso del Blanqueamiento Dental