Incrustaciones de porcelana

Tratamientos dentales

Información de tratamientos dentales: carillas, empastes, fundas, coronas, prótesis, endodoncias, ortodoncias, ... Precios, beneficios y riesgos

Qué son las incrustaciones de porcelana

Las incrustaciones dentales son rellenos indirectos utilizados para recrear la anatomía y función del diente después de haber sido eliminada o perdida una parte.

Incrustaciones de porcelana

Las incrustaciones pueden estar fabricadas con porcelana, resina compuesta, o incluso de oro. El propósito de las incrustaciones inlay y onlay es fortalecer los dientes o reemplazar los empastes viejos o dañados.

Incrustaciones de porcelana

Uno de los principales beneficios de inlays y onlays de porcelana es que proporcionan un aspecto natural altamente estético, especialmente en comparación con los empastes de metal.

Otra ventaja es que son extremadamente duraderos, capaces de durar durante décadas.

Incrustaciones inlay de porcelana

Las incrustaciones se colocan en los dientes dañados o con caries, en las superficies superiores de los dientes. Se necesitan dos visitas al dentista para la colocación correcta de la incrustación. Durante la primera visita, el dentista toma impresiones detalladas del diente afectado después de la eliminación de la caries y coloca una incrustación temporal en el propio diente. La impresión se envía a un laboratorio, donde se fabrica la incrustación de las medidas exactas del diente.

En la segunda visita, la incrustación temporal se sustituye por la incrustación de porcelana permanente. Los pacientes pueden volver al trabajo inmediatamente después del procedimiento.

Las incrustaciones de porcelana, una vez en su lugar, están unidos firmemente al diente y pueden reducir en gran medida el riesgo de bacterias que se forman en el diente, causando caries.

Incrustaciones onlay de porcelana

A diferencia de las inlays, las onlays de porcelana se colocan en las cúspides de los dientes. Las incrustaciones onlays se colocan de una manera muy similar a las inlays, lo que requiere dos visitas a la consulta del dentista. También son consideradas un tipo de restauración indirecta, ya que se hacen a mano en el laboratorio dental. En la primera visita, se hacen impresiones de los dientes, que se envían a un laboratorio donde se fabricaran. Mientras se espera la pieza final, el dentista coloca un onlay temporal en el diente. Durante la segunda visita, el onlay temporal se reemplaza con la pieza permanente, de porcelana dental de alta resistencia. En este proceso es tan importante la experiencia del especialista en porcelana que fabrica incrustaciones y recubrimientos dentales de aspecto natural como el trabajo del dentista en su colocación. Por lo tanto, la comunicación entre el dentista estético y el especialista en porcelana para crear la pieza final es de una importancia vital.

Ventajas de las incrustaciones de porcelana

El color del material utilizado para fabricar las incrustaciones de porcelana las hacen ideales para la creación de un entorno natural, consiguiendo el efecto de una agradable sonrisa estética y perfecta.

También ayudan a los pacientes a evitar procedimientos dentales más invasivos en el futuro, es decir, coronas y puentes dentales o implantes. Otras ventajas de los inlays y onlays de porcelana, si se hacen correctamente, son los siguientes:

  • Mejor contorno para el diente afectado, lo que resulta en una encía saludable.
  • Menos impacto de los alimentos.
  • Extremadamente durable, de alta resistencia en comparación con los empastes blancos.
  • Coincidencia de color excepcional y translucidez imitando el diente natural.
  • Menos fugas bacterianas debido a un ajuste superior.
  • Menos desgaste de la mordida en comparación con los empastes blancos, en los que hay un severo desgaste y deterioro debido a la fuerza de la mordedura.
  • Si se fabrican y colocan correctamente, las incrustaciones de porcelana se sienten y funcionan igual que los dientes naturales.
  • Son resistentes a las manchas.
  • Las inserciones de porcelana son muy fuertes y una vez se han unido, añaden fuerza significativa en el diente cariado.

Un dentista cosmético experto es capaz de combinar las incrustaciones de porcelana con las carillas de porcelana para conservar la estructura de los dientes del paciente y mejorar la mordida. Las incrustaciones de porcelana y los empastes encajan como piezas de rompecabezas sobre el diente, aportando salud, belleza, funcionalidad y durabilidad a los dientes dañados.

Diferencias entre incrustaciones dentales y empastes

Un empaste está hecho de una resina tipo masilla que se coloca en una cavidad simple y se endurece con una luz especial o láser. Las incrustaciones de porcelana son insertos duros fabricados a medida que se suelen incluir en las cavidades y áreas más grandes donde hay menor estructura dental. Las incrustaciones se adhieren en el lugar pertinente deteniendo la decadencia del diente y del entorno que lo rodea.

Se consigue una estructura más estable, y se parecen a los dientes naturales. Además, un empaste es una restauración directa, lo que significa que se puede hacer en una visita al consultorio. Las incrustaciones de porcelana se consideran restauraciones indirectas y requieren de un laboratorio especial y de un experto ceramista que los fabrica para que puedan ser colocados en una segunda visita.

Artículos relacionados con Incrustaciones de porcelana