Higiene Dental

La higiene dental es una práctica que te ayudará a prevenir enfermedades bucales tanto en las encías como en los dientes. Es la única forma de prevenir la formación de caries. La higiene dental debe realizarse tomándose el tiempo necesario y con los instrumentos adecuados.

Realizar una limpieza de boca correcta desde que somos niños es fundamental para evitar enfermedades dentales.

Higiene Dental

En las siguientes líneas te proponemos la utilización de una serie de aparatos de higiene dental y técnicas de cepillado para mantener una limpieza bucal perfecta libre de enfermedades.

¿Cómo eliminar la placa bacteriana?

Para eliminar la placa bacteriana es necesario seguir una serie de pasos. No basta con cepillar los dientes, hay que seguir la siguiente rutina:

  • Limpiar la lengua: Es necesario porque la lengua es uno de los lugares en los que más bacterias se acumulan. Limpiarla en cada cepillado es necesario para un completa higiene dental. Basta con frotarla suavemente hacia delante usando el cepillo de dientes. También se puede comprar un limpiador lingual adecuado.
  • Limpiar los espacios interdentales: Limpiar los espacios que existen entre los dientes es una práctica que debe realizarse de distinto modo en función a cómo tengas colocados los dientes. Por lo general, no suele haber espacio entre los dientes y por tanto, para estos casos, se utiliza el hilo dental. Para los casos en los que hay espacio entre los dientes (ya sea por la pérdida de una pieza o por la posición que tienen) es necesario utilizar un cepillo interproximal.

Higiene Dental

La higiene dental hace referencia a la limpieza de los dientes. Hay que realizarla con un cepillo dental y pasta de dientes. El cepillado de los dientes sirve para eliminar tanto los restos visibles de comida como la invisible placa bacteriana. La técnica del cepillado de dientes requiere varios pasos que se centran en limpiar la cara interna de los dientes, la externa y la cara de la masticación (inferior).

Frecuencia de la limpieza Dental

Deben limpiarse los dientes al menos 3 veces al día (tras las principales comidas), aunque lo preferible sería hacerlo siempre que hayamos ingerido algo. Para ello, debe utilizarse un cepillo dental y pasta de dientes. Al menos una de las veces que lavemos los dientes al día debe ser a fondo.

Limpieza Dental

Cuando estamos despiertos, la placa bacteriana se mueve y es más fácil eliminarla gracias a la acción de los movimientos de la boca pero durante las noches, mientras dormimos, la placa bacteriana se asienta. Es por esta razón que es necesaria una limpieza profunda antes de ir a dormir.

Utensilios para la limpieza Dental

  • Cepillo de dientes: Los cepillos deben ser redondeados en la punta y pequeños para poder llegar a todos los espacios de la boca. Los filamentos deben conservarse en perfecto estado y ser suaves y con puntas redondeadas (para no dañar las encías). Si los filamentos están torcidos debe sustituirse el cepillo, ya que no llegará a todos los espacios.
  • Pasta de dientes: Suelen ser pastas o geles. Es el producto que actuará como agente limpiador. Por lo general suelen incorporar sabores frescos para el aliento como la menta o la hierbabuena.
  • Hilo dental: Es un hilo de hilo que en ocasiones puede llevar incorporada cera. Sirve para limpiar los laterales de los dientes con el fin de eliminar la placa acumulada. Existe una manera correcta de utilizar la hilo dental, será necesario seguir unos pasos.
  • Flúor: Sirve para prevenir las caries. Lo mejor es que utilices un dentífrico que ya incluya flúor para así evitar utilizar dos productos distintos.
  • Cepillos interproximales: Son aquellos que se utilizan para limpiar los espacios entre los dientes de aquellas personas que tienen los dientes separados o huecos entre los dientes.

Te aconsejamos que visites nuestra sección para aprender cómo cepillarse los dientes