Corona Dental

Una corona dental o funda dental es el molde de un diente que se coloca sobre un diente y que lo cubre para devolverle su forma, tamaño y fuerza para mejorar su aspecto así como su salud. Las coronas se aplican con una resina o cemento y envuelve la parte visible de un diente que se encuentra por encima de la línea de las encías.

Corona Dental

Cuándo se necesita una Corona Dental

Existen varias ocasiones en las que puede necesitarse una corona dental o funda dental. Entre ellas destacan:

  • La protección de un diente débil.
  • La unión de las partes de un diente roto.
  • La restauración de un diente desgastado.
  • La sujeción de un puente dental.
  • Para cubrir un implante dental.
Tipos de Coronas Dentales

Tipos de Coronas Dentales

Existen varios tipos de coronas dentales en función a su durabilidad y su composición. Puede ser de metal, de porcelana, de porcelana sobre metal y de resina.

Las coronas de metal se construyen con una aleación de oro, paladio, níquel o cromo entre otras. En comparación con otros tipos de coronas, las coronas de metal necesitan quitar menos estructura del diente. Las coronas de metal resisten al morder y masticar con fuerza y, probablemente, sean las más duraderas en términos de desgaste. El color metálico es el principal inconveniente. Las coronas de metal son una buena opción para los molares ya que no están a la vista.

Las coronas de porcelana fundidas sobre metal pueden ser del mismo color que los dientes adyacentes (a diferencia de las coronas metálicas). Sin embargo, se produce un mayor desgaste de los dientes con este tipo corona en comparación con las de metal o coronas de resina. Por otra parte, la corona de porcelana también se puede astillar o romper. Las coronas de porcelana fundida sobre metal dan un aspecto más parecido a los dientes normales, sin embargo, a veces el metal subyacente puede verse a través de una línea oscura por debajo de la parte de porcelana y eso, no es muy estético, especialmente en la línea de las encías, y más aún si sus encías se retraen. Estas coronas pueden ser una buena opción para los dientes de adelante o atrás.

Las coronas dentales de resina son menos costosas que otros tipos de corona. Sin embargo, se desgastan con el tiempo y son más propensas a las fracturas que las coronas de porcelana fundida sobre metal.

Las coronas dentales de cerámica sin metal ofrecen la mejor correspondencia con el color natural que cualquier tipo de corona. Además, están especialmente indicadas para personas con alergias a metales, sin embargo, no son tan fuertes como las coronas de porcelana fundida sobre metal. Todas las coronas de cerámica son una buena opción para los dientes delanteros.

Coronas temporales versus coronas permanentes: Las coronas temporales se pueden hacer en el consultorio del dentista, mientras que las coronas permanentes deben ser fabricadas en un laboratorio dental. Las coronas provisionales están hechas de acero inoxidable y acrílico y se utilizan como una solución temporal hasta que se construya una corona permanente para el paciente.